Revisión y reparación

DURACIÓN, REVISIÓN Y REPARACIÓN


La duración de un casco depende de varios factores degenerativo, incluyendo los cambios de temperatura, la cantidad de exposición a la luz directa del sol y la intensidad de uso.
 
También es importante revisar el proprio casco para asegurarse de que no hay daños como fisuras, desprendimientos, deformaciones, desincrustaciones y alteraciones del color que sean elementos evidentes para la comprobación del estado de deterioro del casco. Independientemente de las posibles señales de deterioro, se recomienda la sustitución del casco transcurridos 5 años, ya que con el tiempo la capacidad de protección de un casco disminuye por el propio envejecimiento de los materiales. La vida útil exacta del casco se indica en el interior del casco: bajo el acolchado también hay una tarjeta (no retirar bajo ningún concepto) que incluye los datos específicos de cada casco, incluida de fecha de producción. 
 
No se recomienda dejar el casco en el salpicadero o en el interior de un coche bajo los rayos del sol, o en el interior de bolsas de nylon cerradas. La reacción de los materiales interiores al calor puede causar un alteración de las materias primeras que dañaría el casco. 
 
En caso de observar cortes, abrasiones o cualquier otro tipo de daño, antes de volver a utilizar el casco, se recomienda ponerse en contacto con KEP Italia para que lo revise. Por motivos de seguridad y para mantener la conformidad de los certificados, la sede italiana de KEP Italia es la única autorizada para desmontar, montar, reparar o sustituir los componentes del casco. Para solicitar la revisión, una comprobación completo, la reparación o la sustitución de partes de un casco, se recomienda dirigirse a la tienda donde se adquirió el casco, que llevará a cabo el procedimiento necesario.