Cuidado y mantenimiento

CUIDADO Y MANTENIMIENTO

El buen cuidado y la limpieza regular del casco prolongan la duración en el tiempo.


Limpieza: los cascos KEP Italia incluyen un paño (el KEP CLEAN) de serie, que se recomienda usar per limpiar el casco. Para la limpieza diaria, el paño KEP CLEAN (o cualquier otro paño suave y limpio) simplemente debe humedecerse con agua, dejando secar de manera natural a temperatura ambiente. El acolchado interior, formado con una única pieza completamente extraíble, puede lavarse a mano o a máquina, en ambos casos con agua fría. Sobre todo para el casquete del casco, debe evitarse totalmente el uso de detergentes químicos y disolventes. 


Cascos con forro de piel de pitón: es una piel muy apreciada por su extraordinaria distinción y belleza. Todas las pieles seleccionadas por KEP Italia se someten a un tratamiento de impermeabilización no agresivo que en el tiempo mantiene inalteradas las características de elasticidad, suavidad, naturaleza y belleza. Por ello, este tipo de material natural con el paso del tiempo puede variar, sobre todo en cuestión del color: una muestra de la verdadera naturaleza y autenticidad de los materiales utilizados. Es importante que los cascos con forro de piel y de piel de pitón no queden expuestos al sol durante mucho tiempo (la piel puede secarse y decolorarse), guardarlos lejos de radiadores otras fuentes de calor/calefacción, evitar el contacto con líquidos, ya que se absorben (la piel es un material natural, no olvidarlo), proteger el casco de la lluvia, no usar ningún tipo de producto para su limpieza, tener mucho cuidado de no dañar los forros de piel, ya que no pueden arreglarse. En caso que la piel de pitón se moje, bastará con dejar que el casco se seque de manera natural en un lugar seco: no utilizar nunca el secador u otras fuentes de calor artificiales. En caso que la piel se moje, se oscurecerá, manteniendo siempre su diseño original. En caso que la piel de pitón se ensucie, se recomienda limpiarla con un paño suave y un poco húmedo (agua). 


Cascos con forro de piel natural: todas las advertencias para los cascos con forro de piel de pitón también se aplican en los cascos con forro de piel natural, aunque sufren menos con la exposición al agua. En cualquier caso, tras un largo periodo sin usar, se recomienda pasar un paño de lana por la piel para devolverle su belleza original. Las pequeñas rayadas se pueden eliminar pasando una cera neutra para pieles por la piel, del mismo color de la misma. 


Mantenimiento: cuando no se usa, se recomienda conservar el casco protegido de la luz solar directa y lejos de fuentes de calor, de manera que se recomienda guárdalo en su protección original. Otro consejo importante es colocar el casco en una posición en la que sea difícil que caiga, o dejarlo en el suelo. De este modo, se evitan golpes que puedan dañar el casco y afectar su capacidad de protección. 


Otras notas: evitar la aplicación de adhesivos, disolventes, etiquetas autoadhesivas y barnices. En caso de manchas de suciedad especialmente difíciles de eliminar, se recomienda el uso de aceite mineral fregando el casco de manera repetida con un paño suave.