HISTORIA

KEP Italia es una empresa italiana fundada con auténtica pasión en 2007. El deseo de siempre ha sido diseñar y fabricar un casco más cómodo, más seguro y más innovador que los existentes en el mercado hasta ese momento: se quiere ofrecer el mejor casco del mundo, invirtiendo lo máximo disponible en cuestión de diseño, tecnología, materia prima y seguridad.
 
La altísima calidad, conforme a las más estrictas normas de seguridad y la excelencia estética, desde siempre han sido los temas clave en KEP Italia. Lelia Polini y sus más estrechos colaboradores se ponen en marcha con un equipaje de experiencias importantes: “Hemos colaborado con empresas del sector más o menos durante los mismos años, pero sentimos la “necesidad” de mejorar en cuestión de seguridad y estética. Queríamos diseñar algo más innovador para tener éxito y dar el máximo a las amazonas y jinetes de cualquier nivel y disciplina. Seguridad, confort, ligereza y rendimiento técnico desde siempre han sido nuestros objetivos”.
 
KEP Italia, tras lanzar su primer modelo, sigue en busca de la excelencia, utilizando tecnología y materiales superiores, aplicando controles de calidad constantes y gestionados con la máxima seriedad, permitiendo el seguimiento de cada uno de los cascos y sometiendo todos los modelos al control de cinco organismos internacionales que certifican la seguridad en el sector ecuestre.
 
Todo esto hace que los cascos KEP Italia sean “superiores”: no un eslogan publicitario, sino una verdadera y propia creencia empresarial. “No sé si algún día alcanzaremos el máximo en un sentido absoluto, pero sin duda haremos todo lo posible para conseguirlo”, confirma el director. La empresa, situada cerca de Bergamo en el norte de Italia, es una auténtica embajadora del “Made in Italy”: todas las materia primeras y todos los detalles que conforman los cascos KEP se fabrican totalmente en Italia.
storia kep italia